A “New Day” For Who? / Un “Nuevo Dia” Para Quien?

QFFCC2

SEIU, the nonprofits and politicians all say Bill de Blasio’s election marks a “new day” for working people in NYC. They are lying. Workers do need freedom from poverty wages and exhausting jobs. But the only way to win this “new day” is if we unite to overthrow all politicians, bosses, and union bureaucrats, and run this city for the good of everyone.

The Democratic Party has never been a friend of the working class. Like all politicians, Democrats say they’re on our side, but then sell us out to defend the ruling class. In 1996, Bill Clinton demolished welfare benefits for millions of working families. In 2009, Obama bailed out the banks with trillions of dollars, but gave nothing to the people evicted from their homes. We should have no illusions: Bill de Blasio will follow in their footsteps. Like all politicians, de Blasio is the enemy of the workers.

QFFCC3Just like de Blasio, SEIU says it fights for workers, but then sells them out. In the 2000s, SEIU cut deals with bosses of the health care industry in Florida, Texas and California, to win the right to unionize their workers. In exchange, SEIU promised to support the bosses’ corporate lobbying in congress, and stop workers from striking if they ever tried. In 2008, thousands of California nurses tried to leave the SEIU and run their union themselves. SEIU responded by sending thugs to beat the nurses up at a labor conference! SEIU cuts deals with bosses for its own benefit. But the boss is our enemy. The only friends workers have, are our fellow workers.

SEIU will not build a democratic, worker-led movement. Last August, SEIU held a national conference in Detroit to plan the fast food strikes. Hundreds of workers came, but none of us got to decide when, where, or how the strikes would be carried out. This is because SEIU wants to stage manage rallies for its own benefit. It doesn’t want to build a movement that workers can run ourselves.

QFFCC4We are the Queens Fast Food Coordinating Committee, a group organizing with fast food workers in Queens. We are united with workers who are risking their jobs, to fight for a better life. In QFFCC, we want a democratic workers movement. We want to organize with undocumented workers, workers on parole or probation, the unemployed, and the people who use our restaurants. We believe our movement must not only attack fast food corporations, but also capitalism itself. SEIU, nonprofits, and politicians can only beg for crumbs from the bosses’ table. We want to knock the bosses out, so they never get up again.

To win this fight, the 55,000 fast food workers in NYC will have to create our own fighting organizations. We will have to wage strikes, sit-ins, workplace takeovers, and more. But if we fight together, we can win a “new day” for everyone.


Un “Nuevo Dia” Para Quien?

SEIU, las organizaciones no gubernamentales y los políticos todos dicen la elección de Bill de Blasio marca un “nuevo día” para los trabajadores de Nueva York. Están mintiendo. Los trabajadores tienen que liberarnos de los salarios de miseria y empleos agotadores. Pero la única manera de ganar este “nuevo día” es unirse para derrocar a todos los políticos, los jefes, y burócratas sindicales, y ejecutar esta ciudad por el bien de todos.

El Partido Demócrata nunca ha sido amigo de la clase obrera. Como todos los políticos, los demócratas dicen que están de nuestro lado, pero luego nos traicionan para defender a la clase dominante. En 1996, Bill Clinton demolido beneficios de bienestar para millones de familias trabajadoras. En 2009, Obama rescató a los bancos con miles de millones de dólares, pero no dio nada a las personas desalojadas de sus casas. No debemos hacernos ilusiones: Bill de Blasio seguirá sus pasos. Como todos los políticos, de Blasio es el enemigo de los trabajadores.

Al igual que de Blasio, SEIU dice que lucha por los trabajadores, pero luego nos traiciona. En la década de 2000, SEIU hizo tratos con los jefes de la industria médica en la Florida, Texas y California, para ganar el derecho a la sindicalización de sus trabajadores. A cambio , SEIU prometió apoyar el cabildeo corporativo de los patrones en el Congreso, y evitar que los trabajadores a la huelga si se intentara. En 2008, miles de enfermeras de California intentaron salir del SEIU y ejecutar su unión a sí mismos. SEIU respondió enviando matones a golpear a los enfermeros hasta en la conferencia de un trabajador! SEIU hace tratos con los jefes para su propio beneficio. Pero el jefe es nuestro enemigo. Los únicos amigos que tienen los trabajadores, son nuestros compañeros trabajadores.

SEIU no va a construir un movimiento democrático liderado por los trabajadores. En agosto pasado, SEIU celebró una conferencia nacional en Detroit para planificar las huelgas de comida rápida. Cientos de trabajadores llegaron, pero ninguno de nosotros se les permitió decidir cuándo, dónde o cómo las huelgas sucederían. Esto se debe a SEIU quiere controlar las protestas en su propio beneficio. No quiere construir un movimiento que los trabajadores puedan ejecutar nosotros mismos.

Somos el Queens Fast Comité Coordinador de Alimentos, un grupo que organiza a los trabajadores de comida rápida en Queens. Nos unimos a los trabajadores que están arriesgando sus puestos de trabajo, para luchar por una vida mejor. En QFFCC, queremos un movimiento democrático de los trabajadores. Queremos organizar con los trabajadores indocumentados, los trabajadores en libertad condicional, los desempleados y las personas que utilizan nuestros restaurantes. Creemos que nuestro movimiento no sólo debe atacar a las empresas de comida rápida, sino también el capitalismo. SEIU, organizaciones no lucrativas, y los políticos sólo pueden mendigar migajas de la mesa de los jefes. Queremos llamar a los jefes, así que nunca nos levantamos de nuevo.

Para ganar esta pelea, los 50.000 trabajadores de comida rápida en Nueva York tendrán que crear nuestras propias organizaciones de lucha. Habrá que emprender huelgas, sentadas, ocupaciones laborales, y más. Pero si luchamos juntos, podemos ganar un “nuevo día ” para todos.